USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2010)

!!! (Chk Chk Chk) Strange Weather, Isn't It?

Warp-[PIAS] Spain
!!! (Chk Chk Chk), Strange Weather, Isn't It?
 

La hormigonera rítmica de Nic Offer y compañía vuelve a hacer de las suyas y nunca antes la palabra “vuelve” había tenido tanto sentido. Porque, tres discos y un puñado de caderas quebradas después de su vigoroso debut, los de Sacramento siguen sin moverse de esa baldosa de funk febril y carnoso que ocuparon a comienzos de la década. Algo que no sería necesariamente malo si no fuese porque la comparación con “Myth Takes” (2007) deja pequeño este “Strange Weather, Isn’t It?” de título premonitorio. Corren tiempos extraños para la banda –las deserciones de John Pugh, Justin Vandervolgen y Tyler Pope y la muerte del batería Jerry Fuchs han acabado diezmando al grupo–, y su nuevo trabajo, digámoslo ya, suena cansado. Mecánico.

Se mantienen el hormigueo en los pies, los ritmos sincopados y los títulos ingeniosos –“Jamie, My Intentions Are Bass” se lleva la palma–, pero algo sugiere que Offer ha llegado aquí desfondado y sin ganas. Cansado. O, peor aún, aburrido. Los sintetizadores vuelan raso, las voces apenas sobresalen y, exceptuando las mutaciones de “The Hammer” y “The Most Certain Sure” y el saxo peleón de “Steady As The Sidewalk Cracks”, el tono general es el de la excitación sepultada bajo una tonelada de monotonía. Algo pasa cuando un disco de !!! sugiere más interrogantes que exclamaciones, y ese algo bien podría ser la desintegración. La bacanal rítmica, transformada en ligero régimen de dance-punk anémico.

“The Hammer”.

Arriba