USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

REEDICIÓN (2015)

ABBA ABBA (Deluxe Edition)

Polar-Universal
ABBA, ABBA (Deluxe Edition)
 

“ABBA” (1975) no es el mejor disco de la banda sueca, pero sí fue su momento de la verdad. Su primer álbum internacional, “Waterloo” (1974), fue terminado con prisas para aprovechar el tirón de la presencia de la banda en el festival de Eurovisión de 1974, del que resultaron vencedores. Y en 1975 reeditaron para todo el mundo “Ring Ring” (1973), hasta entonces solo disponible en el mercado doméstico. Así que “ABBA” –el título ya indicaba un punto y aparte– era la prueba del algodón. ¿Sería el cuarteto un one hit wonder, como la mayoría de artistas eurovisivos? ¿O serían fabricantes de hits tocados por la gracia de Dios? La respuesta es harto conocida, pero los primeros singles de este disco –“So Long”, “I’ve Been Waiting For You” y “I Do, I Do, I Do, I Do, I Do”– pasaron con más pena que gloria. Por fortuna, ABBA logró enderezar la situación con los bombazos “SOS”, “Mamma Mia” y “Rock Me”.

El libreto de esta reedición de 2012 –relanzada en 2015 para celebrar el cuarenta aniversario del disco– describe concienzudamente estos avatares, sin edulcorar la narración. “ABBA” ha tenido numerosas reediciones a lo largo de la historia y los extras de esta “Deluxe Edition” –“Crazy World”, “Medley: Pick A Bale Of Cotton - On Top Of Old Smokey - Midnight Special” y “Mamma Mia (Spanish Version)” en la parte sonora y un DVD con diversas actuaciones para la televisión australiana y la BBC– no aportan mucho, pero aun así se recomienda poner ambos discos a todo volumen y gozar de la sofisticada producción de sonido, de las infalibles armonías vocales de Agnetha y Anni-Frid, de los pizzicatos de sintetizador, de los fascinantes vestidos y de las hieráticas coreografías. Placer no culpable.

“Rock Me”.

Publicado en la web de Rockdelux el 24/7/2015
Arriba