USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2015)

ALBERTO MONTERO Arco Mediterráneo

BCore
ALBERTO MONTERO, Arco Mediterráneo
 

“Puerto Príncipe” (2013), el debut de Alberto Montero en el sello barcelonés BCore, no era como el “Reflektor” de Arcade Fire y no miraba hacia Haití: el título despistaba, pero era una referencia a la calle en la que el cantautor valenciano vivía en Barcelona. De modo similar, el nombre de “Arco Mediterráneo”, cuarto álbum de su proyecto personal (antes había liderado el cuarteto psicodélico Shake), también desorienta, aunque menos: la franja litoral que une la tierra donde nació y la que ha elegido para vivir es el territorio físico que habita Montero, pero no su música. Hasta el punto de que el tercer corte del disco que comparte título con el álbum tiene ecos más orientales que mediterráneos.

En su anterior trabajo, el valenciano daba, en los agradecimientos, pistas que ayudaban a establecer las coordenadas de su sonido, una delicada canción pop acústica-psicodélica adornada con arreglos de cuerda elegantes (un trío de violín, viola y violonchelo), nutrida con el rock progresivo del británico Robert Wyatt (ex Soft Machine) y el argentino Luis Alberto Spinetta, con el pop psicodélico del norteamericano Arthur Lee (Love) y con el folclore y la canción de autor chilenos de Violeta Parra y Víctor Jara.

En el nuevo álbum son las canciones las que ratifican este mapa sonoro, cantando a “Santiago de Chile” a ritmo de vals, como el de “Volver a los 17”, y evocando “Forever Changes”, aunque, más que los temas que cantaba Arthur Lee, aquellos que interpretaba Bryan MacLean, porque la voz de Montero también escala melodías con progresiones que sugieren sueños lisérgicos en “Vuelve a empezar” y “Flor de naranjo”.

“Flor de naranjo”.

(Se puede escuchar el álbum completo aquí)

Arriba