×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2017)

ALICE COLTRANE TURIYASANGITANANDA The Ecstatic Music Of Alice Coltrane Turiyasangitananda

Luaka Bop-Popstock!
ALICE COLTRANE TURIYASANGITANANDA, The Ecstatic Music Of Alice Coltrane Turiyasangitananda
 

Aunque hace tiempo que dejó de ser únicamente “la mujer de” (John Coltrane), la carrera musical de Alice Coltrane (1937-2007), iniciada en Impulse! en 1968 con “A Monastic Trio” –y finalizada en el mismo sello en 2004, tras varios años al margen de la música “profana”, con “Translinear Light”, producido por su hijo Ravi–, todavía necesita una reivindicación en toda regla, algo que está ocurriendo en los últimos años por parte de nuevas generaciones de músicos sin complejos. Discos como “Universal Consciousness” (1971) o “Illuminations” (1974) están entre lo más remarcable y aventurado del jazz de los setenta, una década muy propicia para romper barreras y estereotipos.

El sello de David Byrne inaugura nueva serie (“World Spiritual Classics”) recuperando parte de la música menos difundida de Alice Coltrane, la que compuso para ser interpretada en las ceremonias del Shanti Anantan Ashram, el centro espiritual hindú fundado por ella en los alrededores de Malibú. Música y cánticos de función litúrgica –publicados entre 1982 y 1995– que tuvieron escasa difusión fuera del círculo del áshram y que ahora reaparecen en una magnífica edición en formato disco-libro, con una esclarecedora introducción de Ashley Khan y remembranzas a cargo de familiares (su sobrino Flying Lotus, entre ellos), compañeros de monasterio, ingenieros, productores y músicos. De “Om Rama” a “Keshava Murahara”, sesenta minutos de bálsamo sonoro para enfilar en condiciones óptimas la autopista hacia el cielo.

“Om Rama”.

Arriba