×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2016)

ANGEL OLSEN My Woman

Jagjaguwar-Popstock!
ANGEL OLSEN, My Woman
 

Tras cerrar un capítulo tan austero como “Burn Your Fire For No Witness” (2014), Angel Olsen se compró un piano. Quería sacudirse de encima la imagen de cantautora taciturna que le habían colgado, lubricar un poco esas formas grunge que aún se le escapaban y superar su timidez del todo. Ahora abre “My Woman” con una “Intern” que, sin quererlo, barre a Lana Del Rey debajo de la alfombra, y se calza una peluca metalizada para los dos primeros vídeos del álbum, el propio “Intern” y “Shut Up Kiss Me”. Es solo un espejismo. Enseguida descubriremos que lo único que ha hecho ha sido reforzar el control sobre su propia escritura y refinar su lucimiento como frontwoman eléctrica.

Para el que es su disco más maduro y completo hasta la fecha, Olsen construye un irrompible andamiaje digno de los grandes clásicos. Dividido meridianamente en dos caras, el inicio de “My Woman” atrapa desplegando sus composiciones de mayor pegada, con singles de rock tozudo y atemporal como “Not Gonna Kill You”, en cuyo desenlace parece poseída por el espíritu de Jefferson Airplane. En la segunda y dilatada parte la vemos dialogar con Dolly Parton (“Heart Shaped Face”), entristecer “Those Were The Days” a fuego lento, y levantar con anestesiante épica psicodélica, más allá de los siete minutos, las robustas “Woman” y “Sister”, con fragancias de Mazzy Star y Fleetwood Mac.

La glamurosa producción de Justin Raisen (Charli XCX, Sky Ferreira), de sabor vintage y crujientes texturas, coloca la apasionada voz de la belleza de Misuri bien al frente en la mezcla. Es un verdadero placer oírla cantar estas canciones, verla apoderarse de ellas con magnetismo y torearlas, además, bajo el signo de uno de los temas más manidos del año: lo que significa ser mujer y merecerlo. Olsen sale del paso victoriosa y eterna, callando bocas sobre sus límites como cantautora, gracias a un disco de incandescente hermosura.

“Not Gonna Kill You”.

Arriba