USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2019)

ANGÉLIQUE KIDJO Celia

Decca-Verve-Universal
ANGÉLIQUE KIDJO, Celia
 

A la diva beninesa Angélique Kidjo le ha dado por versionar a clásicos, y si su recuperación del “Remain In Light” (2018) de Talking Heads no pasó de ejercicio de estilo que no hizo sombra a la obra maestra original, en su relectura de Celia Cruz sale triunfante, y se añade a ese fértil flujo de intercambios entre la música cubana y africana.

Además, el repertorio escogido es de la edad de oro de “La reina de la salsa”, con la orquesta Sonora Matancera y, luego, con Fania. Con material de Tito Puente, como “Sahara”, y joyas que se adentran en los rituales de los tambores batá, invocando a las divinidades “Elegua” y “Yemayá”. Rescatando “Quimbara”, que grabó con Johnny Pacheco, o el seminal son-guagancó “Bemba colorá”. Todos ellos remozados con unos vibrantes arreglos actuales aportados por Meshell Ndegeocello, Tony Allen y, sobre todo, Sons Of Kemet, con el saxo tenor de Shabaka Hutchings al frente, y la Gangbé Brass Band, una orquesta de metales beninesa que practica el juju-vudú-jazz.

Con “Cucala” empieza un frondoso paisaje que transmuta son y salsa en un festín africano de ritmos, con un vibrante sonido que en temas como “La vida es un carnaval” parece una extensión de Sons Of Kemet. El lujo orquestal incluye magnífica sección de cuerda y piano en el sinuoso bolero “Sahara”. Los orishas de la santería muestran su origen yoruba en “Toro mata”, en conexión con el landó peruano, y de manera más ritual en “Elegua”, la deidad que quiere “tambó”. Se puede afirmar que la Kidjo ha logrado con “Celia” devolver a África los ritmos caribeños, sometiéndolos por el camino a una actualización que es una maravilla transcultural, gracias a la producción del martiniqués David Donatien, que convierte la “Bemba colorá” en una explosiva mezcla de salsa y jazz etíope.

"Bemba colorá".

Arriba