USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2018)

ANNA CALVI Hunter

Domino-Music As Usual
ANNA CALVI, Hunter
 

En su primer disco largo en cinco años, Anna Calvi renuncia finalmente a las distancias cerebrales –a la coolness– para ofrecer su obra más ligada a emociones y cuerpo. No es que su música haya cambiado en exceso: todavía hay baladas épicas, canciones no tan difíciles de imaginar en una película de James Bond (“Swimming Pool”), goth rock visceral y contrastes entre voces susurradas –algunas más esotéricas, a lo Siouxsie, y otras que bordean lo operístico–. Pero hay una nueva libertad en la forma de abordar esos elementos, como si la artista tuviera ganas de dar la versión más honesta posible de sí misma. 

Ella nunca ha ocultado su queerness y su reticencia a aceptar los roles clásicos de género: todo eso estaba ahí para quien quisiera leerlo, en canciones de “Anna Calvi” (2011), como “I’ll Be Your Man” o “Suzanne & I”, y de “One Breath” (2013), como “Eliza”. Pero aquí todavía es más clara al respecto, explorando en cada tema ideas de sexualidad, identidad y género. “If I was a man in all but my body / Oh would I now understand you completely”, canta en la apertura “As A Man”, uno de sus momentos más pop hasta la fecha. “Don’t Beat The Girl Out Of My Boy” –con desembocadura en un grito primitivo que eriza el espinazo– critica la manía de educar a los niños para no llorar ni ser vulnerables, mientras que el estribillo de “Chain” es una breve invitación a un sensual juego de rol: “Yo seré el chico / Tú sé la chica”. En el corte titular, una mujer pasa de ser la presa y se convierte en cazadora; busca el placer como le place.

Ocupa el ecuador la estupenda “Indies Or Paradise”, en la que Calvi parece sugerir que no importa en qué punto del espectro del género nos situemos cada uno: todos necesitamos lo mismo en este mundo, el amor, el amor y (nuestra propia idea de) la belleza.

“As A Man”.

Arriba