USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2010)

ARCADE FIRE The Suburbs

Merge-Universal

Por Pablo Gil

ARCADE FIRE, The Suburbs
 

“Funeral” (2004) y “Neon Bible” (2007) pueden parecer muy diferentes (y lo son, lo son), pero comparten un método que “The Suburbs” rechaza de partida. El arrebato de euforia ante la adversidad; los tornados de la música y la interpretación hasta perder el aliento como contrapunto optimista a unas letras que destilan la vida en grandes preguntas sin respuesta. “Neon Bible”, un disco nocturno y maximalista sobre la pérdida de valores que evocaba una antipropaganda de masas, tiene continuación con una grabación naturalista, mucho más sencilla y directa, coordinada por el mismo productor de aquellas fanfarrias catedralicias, Markus Dravs (alumno de Brian Eno).

Arcade Fire no renuncian a su loada capacidad de crear ambientes misteriosos y oníricos, pero evitan la emotividad y la inmediatez. Win Butler canta relajado, o mejor dicho, reflexivo; ni hablar de himnos épicos ni de coros gigantes, ni de correr maratones al sprint. Aprovechando esa nítida rebaja de la tensión, se añade minutaje a un ciclo de canciones que dura más de una hora y que plantea, eso sí, los temas de siempre. La pérdida de la inocencia durante la juventud, los sueños como último espacio de esa inocencia, el poder de los recuerdos, el alma vacía del espacio urbano (con los suburbios como metáfora, en este caso), la necesidad de una espiritualidad enfrentada al dolor y al miedo. Una diferencia trascendental: Butler no ha sonado nunca tan pesimista siguiendo la estela de sus preguntas, tan abrumado por las dudas y la aflicción. Neil Young, Bruce Springsteen o Depeche Mode se suceden como hipotéticas referencias sonoras de un disco hondo, rico y, de momento, inagotable.

“Sprawl II (Mountains Beyond Mountains)”.

Arriba