USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2018)

ARCÁNGEL & CORO DE NUEVAS VOCES BÚLGARAS & GEORGI PETKOV Al este del cante

Universal
ARCÁNGEL & CORO DE NUEVAS VOCES BÚLGARAS & GEORGI PETKOV, Al este del cante
 

El nuevo disco de Arcángel, grabado en vivo en varias plazas y con vocación de homenaje personal, es una brisa fresca que trae hasta hoy el corazón de los que tejieron los mimbres del flamenco moderno. Lo hace con la mirada clara y una carambola gracias a la cual revisa al Camarón más rompedor y al Morente de “Omega” (1996), unidos en su atracción por Lorca, con la ayuda de las Nuevas Voces Búlgaras (coro Estruna), en una feliz jugada que recupera el espíritu del Morente que en los últimos noventa se alió con el orfeón Angelite para dar una vuelta de tuerca a su “Misa flamenca” (1991).

Hay un momento emocionante, uno de muchos, con la versión 5.0 de “La leyenda del tiempo”, con su intro y sus interludios jazzísticos, y un trote sostenido que resuelve el tenso misterio del original en una explosión de tonos mayores, crescendo de voces y cálido aplauso final. Hasta llegar ahí, hemos hecho un recorrido por “La aurora de Nueva York” –solo voz, guitarra y percusión–, por composiciones de Arcángel con Isidro Muñoz y también con Georgi Petkov, director del coro, para una risueña versión de la “Baladilla de los tres ríos” de Lorca.

Pasamos, con la boca abierta, por el potente contraste entre la voz cristalina de Arcángel y el armonio vivo del conjunto Estruna, más contrapunto emocional que mero cojín sonoro. En la única toma de estudio, para cerrar, un dúo con Lole Montoya en “Cabalgando”, el corte que abría “Al alba con alegría” (1980) de Lole y Manuel. Después de más de una hora de vibrante celebración, de juntar muertos y vivos, el ayer y el hoy, cualquier intento de reflexión sesuda alrededor de los temas de siempre es una pérdida de tiempo. El buen flamenco es esto.

“Baladilla de los tres ríos”.

Arriba