×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2010)

AUTOLUX Transit Transit

ATP-Houston Party
AUTOLUX, Transit Transit
 

Un disco que de buenas a primeras se anuncia como “cincuenta por ciento My Bloody Valentine cincuenta por ciento Sonic Youth” tiene todos los números para ser recibido como maná caído del cielo por los amantes del noise y el art-rock, pero también plantea un buen puñado de dilemas. El más evidente, el que hace que uno se pregunte que, con semejantes porcentajes, dónde queda el espacio para Autolux. Sobre todo cuando en los últimos seis años, el mismo tiempo que separa este “Transit Transit” del anterior “Future Perfect” (2004), ha habido tiempo para todo. Tiempo incluso para olvidarse de la banda californiana.

La buena noticia es que, tras la desconcertante “Transit Transit”, pieza de dream pop galáctico con la que el trío de Los Ángeles parece querer escapar de su pellejo en apenas tres minutos, la correosa “Census” se encarga de recordar sus credenciales, las de una banda capaz de convertir el mimetismo en arte y sacar el máximo partido de unas influencias que, de los Sonic Youth más bulliciosos a los Radiohead más escorzados, se convierten aquí en pértigas para llegar a un sonido propio. Se empieza a notar en la evocadora y desfigurada “The Bouncing Wall” y al final el virus acaba infectando canciones que, como “Kissproof”, buscan nuevas salidas para el rock espacial y el shoegazing. Ahí están “Headless Sky”, “Highchair” y “Supertoys”, con sus juegos de tensión, ritmo y distorsión, para allanar el camino de una banda capaz de reciclar lo viejo y hacerlo pasar por nuevo y apetecible.

Etiquetas: 2010
Arriba