USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2015)

BALA Human Flesh

Matapadre
BALA, Human Flesh
 

Bala son Ánxela Baltar y Violeta Mosquera; y “Human Flesh”, la traslación más certeramente posible del géiser que las dos provocan sobre las tablas. La moda del dúo operando con guitarra, batería y voz sigue al alza, aunque aquí la formulación al mínimo no es más que una herramienta para canalizar en bloque el sustrato desatado: veinte minutos de stoner rock metalizado, con el riff como eje principal en rotación constante.

¿Una versión más clásica del grunge? Posiblemente, pero, lejos de caer en el pastiche sin más, aquí los sagrados preceptos instaurados por Tony Iommi son lustrados en un rodillo monumental de punk-rock hercúleo. Las voces se filtran a través de una membrana distorsionada, como polvo de roca en la cara. Y el gusto no desagrada. Todo lo contrario. Mientras tanto, la maquinaria se volatiliza por inducción natural. “Freedom Is” y “Revenge” son certezas de esta dinámica suicida. Desde una fijación más arquitectónica, “A.S.A.B.” y “Hell’s Waiting” esculpen muros de electricidad en expansión.

Bala hacen del tópico una virtud: se agarran tan fuertemente a sus convicciones que las dotan de una patente totalmente autónoma. Y si, por momentos, recuerdan a cómo sonaría Courtney Love al frente de los primeros Soundgarden, tampoco es un problema, ¿no?

“Freedom Is”.

(Se puede escuchar el álbum completo aquí)

Arriba