USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2011)

BATTLES Gloss Drop

Warp-[PIAS] Spain
BATTLES, Gloss Drop
 

La música son matemáticas. “Menuda revelación”, dirán ustedes. Es cierto que como hallazgo es poca cosa, pero la propuesta de Battles, retórica y ampulosa como es, no trata de fundar una nueva y esbelta línea de I+D musical, sino más bien elaborar un robusto producto de rock sofisticado y de perfecta factura aritmética aprovechando a fondo sus recursos de talento –algo mermados por la marcha de Tyondai Braxton a media grabación– y las infinitas posibilidades de la técnica.

En estricta observancia computacional, la sustracción del elusivo multiinstrumentalista, hijo del maestro del free jazz Anthony Braxton, resta al ahora trío brooklyinita aquella ansia de libertad que acababa descuadrando las ecuaciones impecablemente formuladas de “Mirrored” (2007). En un segundo disco más cerebral, Battles compensan con un (aún más) monumental diseño de sonido y una mayor concreción en la estructura esa falta de cintura, intentando llevar siempre más allá cada textura sónica, arribando en ocasiones hasta la saturación, si bien abonados en todo momento a la brillantez formal.

Resulta significativo, en este sentido, el cuidado casting de los cuatro vocalistas invitados que acuden a sustituir las farfullas inyectadas en helio de Braxton del trabajo de debut por canciones cosidas con patrones más convencionales. Con la voluntad de fabricar un ambiente respirable para Matías Aguayo, príncipe azul de la electrónica chilena, Kazu Makino, vocalista de Blonde Redhead, o hasta el ínclito pope del synthpop Gary Numan, se diría que Battles se han visto obligados a domar su math rock para acercarlo a terrenos más accesibles, aquellos que los U.N.K.L.E. más inspirados o incluso Radiohead conocen bien.

Atar en corto a Yamantaka Eye de los Boredoms, en cambio, es tarea harto más complicada, y el resultado, el vaporoso dub homicida de “Sundome”, es seguramente la pieza más salvaje de dichas colaboraciones y, junto a la épica sci-fi de “Futura” o el parque de atracciones de aires ballardianos que es “Inchworm”, uno de los momentos en verdad perdurables de una banda que persigue la legítima –y en ocasiones hermosa– ambición de sonar mejor que nadie.

“Ice Cream” (con Matías Aguayo).

Arriba