USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2015)

BEDROOM Llum i carn

Foehn
BEDROOM, Llum i carn
 

El tercer disco de Bedroom, del músico e ilustrador Albert Aromir, podría ser una versión acertada de “Els fruits saborosos” de Josep Carner. Su lírica, al igual que la del poeta, se visualiza, se saborea, se huele y se palpa. Abre un cesto lleno de sus influencias geográficas: el regusto salado de Tossa de Mar, los jabalíes salvajes y a la vez humanos que merodean en su jardín de Les Planes y una cueva que se convierte por fin en hogar, gracias a su reciente paternidad. Hay manzanas y fresas simbólicas, pero también expresa un cambio de opinión pautado por la madurez y el paso del tiempo.

En lo musical se vuelve más sobrio y hogareño con la voz en primer plano, guitarra, percusión dúctil y ocasional piano. Aunque las colaboraciones han sido varias, el estilo es más cálido e intimista que nunca, sin renunciar a la voz femenina de Núria Muntaner (Las Dolores), que acompaña inseparable la marcada pronunciación del cantautor, de curioso acento y meticulosa entonación en las palabras.

Del erotismo de “Bosc salat” a una crítica a la corrupción en “Un llamp des d’alta mar” y a la leyenda tradicional convertida en broche final con “Soldat insensat”. Un disco de combustión lenta que se paladea con tranquilidad. Se notan los años que lleva de carrera, desde su primera demo allá en 2005 hasta este trabajo de plena lucidez.

“Soldat insensat”.

(Se puede escuchar el álbum completo aquí)

Arriba