USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2009)

BENJAMIN BIOLAY La superbe

Naïve
BENJAMIN BIOLAY, La superbe
 

Tocado, sí, pero no hundido. Puede que siga sin levantar cabeza dándole vueltas a su ruptura con Chiara Mastroianni, pero incluso así –o precisamente por eso; quién sabe– es capaz de sacarse de la chistera un disco tan majestuoso como “La superbe”. En la nota de prensa se cita alegremente a XTC, The Smiths y la estima del francés por “cierta parte de la escena inglesa”, pero “La superbe” no deja de ser Benjamin Biolay en estado puro. A saber: arreglos exquisitos, melodías que entran y salen de la chanson para acariciar el pop y el jazz, cuerdas sublimes flotando sobre letras punzantes como estiletes... Es el mismo Biolay de siempre, sí, pero mejor. Mucho mejor.

Ocho años después de “Rose Kennedy” (2001), el francés vuelve a pensar a lo grande y, en un soberbio arrebato de inspiración, firma su trabajo más completo y ambicioso. Empezando por el hilo temático –una historia “personal pero no autobiográfica” que retrata una relación que no acaba de funcionar– y acabando por su condición de álbum doble que, a pesar de lo generoso del minutaje y de las veintidós canciones dispuestas en fila india, apenas tiene desperdicio, “La superbe” es, jugando con la soberbia de su nombre, un disco soberbio. Imposible destacar alguna canción en un trabajo en el que el francés lo borda ya sea arrimándose a la chanson más evocadora –“Ton héritage”–, sonando huesudo y sin adornos –“La toxicomanie”, “Raté”–, trotando a ritmo de pop –“L’espoir fait vivre”, “Reviens mon amour”– o experimentando con la electrónica y el hip hop –“Jaloux de tout”, “Miss Catastrophe”–. Lo dicho: soberbio.

“La superbe”.

Arriba