USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2006)

BERT JANSCH The Black Swan

Sanctuary-[PIAS] Spain
BERT JANSCH, The Black Swan
 

El retorno a estas alturas de un personaje como Bert Jansch debe analizarse desde diferentes puntos de vista. Podríamos acusarlo de oportunismo, de querer salir a flote, tras unos años de ostracismo, en un momento en que se revindica a Pentangle como una de las bandas que más hicieron por popularizar el folk en el Reino Unido; pero, por otro lado, la indudable coherencia y la calidad que ha demostrado siempre Jansch lo alejan de consideraciones que se avengan con las circunstancias especiales que vive el folk en la actualidad. Además, “The Black Swan” es infinitamente mejor que la mayoría de discos que forman el imaginario de ese nuevo folk que hace meses que huele a rancio, a cliché repetido demasiadas veces para volver a sorprender a un oyente medio que ya ha empezado resentirse de tanto producto inocuo y sobredimensionado por la caprichosa actualidad y los medios que apelan al hype como verdad absoluta de la música contemporánea. Bert Jansch merece un reconocimiento al margen de las modas, y el análisis correcto de su nueva obra debe enfocarse con una visión global; es decir, desde la idea de que gracias a él y a Donovan el folk británico se convirtió en un género más de la música pop del Reino Unido.

“The Black Swan” ha contado con la colaboración de gente tan capaz como Beth Orton, Devendra Banhart (este, solo en un tema y a los coros), Kevin Barker (Currituck Co.) y Otto Hauser, batería titular de Vetiver. Sobra decir, por tanto, la admiración que Jansch despierta entre la nueva generación folk que siempre ha visto en el guitarra de Pentangle a un referente inequívoco para entender la canción de autor como aquella que esquiva los artificios pero que no olvida el preciosismo instrumental del fingerpicking. Una vez más, Jansch entrega un trabajo enmarcado en un libro de estilo que no renueva nada, pero que sí ahonda con acierto en la belleza de la simplicidad, en el canto a las cosas sencillas y cotidianas, o en las cursis y apocadas maneras que tiene el folk de enfrentarse a una canción de amor. Por todo ello, “The Black Swan” es un disco de folk perfecto, sin fisuras, que ofrece lo que promete sin complicarse la vida. Simplemente, Jansch consigue (de nuevo) que su música siga ostentando la cualidad de bálsamo del folk más tradicional.

“The Black Swan”.

Etiquetas: 2000s, 2006, Escocia, folk, folk-rock
Arriba