×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2016)

BRIAN ENO The Ship

Opal-Warp-Music As Usual
BRIAN ENO, The Ship
 

Tal como explica el propio Brian Eno, su enésima demostración de cátedra en terrenos ambient se nutre de su fascinación por la Primera Guerra Mundial. La tragedia surgida entre los humanos y el poderío técnico que ellos mismos inventaron, pero que se volvió en su contra. Como metáfora de esta idea, nace la imagen del Titanic como hilo conductor de este desolador crucero. La metodología reproduce los puntos fuertes del Eno inmemorial: sonidos estáticos, solapados indefinidamente entre los cortinajes del espacio-tiempo. El discurrir avanza como la barca de Caronte en busca de su próximo cliente. La lentitud es un concepto de velocidad para él, representado en un drone suspendido como una nube antártica.

Dentro de este cuadro en no-movimiento, el recitado de Eno se queda atrapado en un Auto-Tune en descomposición. Su eco glaciar marca el devenir catastrófico. El acto final es una versión totalmente descorporeizada del “I’m Set Free” de su idealizada Velvet Underground, que da sentido final a la ironía de encontrar “la verdad” en un mundo que, simplemente, avanza en círculos concéntricos.

Aunque el peso filosófico de esta obra se coma, según en qué pasajes, a su representación musical, sería de necios no reconocer la validez atemporal de un Eno más Eno que nunca.

“I'm Set Free”.

Arriba