×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

SINGLE (2017)

BURIAL Pre Dawn

Nonplus+
BURIAL, Pre Dawn
 

¿Llegaremos a llamar “prolífico” a Burial? En este 2017, el rácano –o perfeccionista– productor no-solo-dubstep, que ya parecía acostumbrado a sacar un 10” por año, ha lanzado hasta tres referencias: “Subtemple” en enero, “Rodent” en septiembre y, ahora, este par de fantasmagorías rave para Nonplus, el sello de Boddika: “Pre Dawn / “Indoors”. A ellas deben sumarse sus remezclas de “Inner City Life” (Goldie) y “Deep Summer” (Mønic).

Will Bevan está generoso y, además, inspirado: en este nuevo 12” relativiza las dudas generadas por el aislacionismo sin tensión narrativa de “Subtemple” para erigirse, a golpe de ritmos acelerados y emotividad salvaje, en su referencia más excitante desde “Rival Dealer” (2013). No hay tiempo para devaneos: a los treinta segundos, en la atmósfera crepitante de “Pre Dawn” se cuela un beat sordo y unos sintetizadores empiezan a aullar en la lejanía. Ya no hay el más remoto estatismo casi hasta al final, cuando Burial nos ofrece una coda de ambient en su mejor estilo majestuoso. “Take me to the dreamworld”, dice una voz como de Amo del Calabozo. Y gana el ruido de estática.

Sin embargo, la verdadera bomba es “Indoors”, iniciada y coronada por fragmentos casi dream house, pero, en esencia, una apropiación espectral de la estética rave cuya voz central podrían haber usado The Prodigy en “Music For The Jilted Generation” (1994); si The Caretaker hiciera ‘ardkore, igual se parecería a esto. Escúchenla una vez y traten de quitarse ese “loverboy all nite long” de la cabeza. O no lo intenten. Sigan bailando mentalmente a las afueras de ese club de otra dimensión, con la música llegando como desde detrás de los muros. Hedonismo escalofriante.

“Indoors”.

Publicado en la web de Rockdelux el 1/12/2017
Arriba