×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2011)

BURRUEZO & BOHEMIA CAMERATA + WAFIR S. GIBRIL Misticísssimus

Satélite K
BURRUEZO & BOHEMIA CAMERATA + WAFIR S. GIBRIL, Misticísssimus
 

Tras tres años sin grabar, vuelve Pedro Burruezo & Bohemia Camerata con este “Misticísssimus” que aparece en dos formatos distintos: en CD y en libro-CD. Y es que Burruezo, que también dirige ‘The Ecologist’, ha escrito diez ensayos en torno al misticismo y el universo medieval, y a cada ensayo le ha puesto música. Canta en castellano antiguo, catalán, latín, italiano y cosillas en árabe clásico y galaico-portugués.

Abre el disco con San Juan de la Cruz y sigue con la profecía de San Malaquías. “Itimad, medievalia”, con letra del propio Pedro, podría haber sido de su época en Claustrofobia. “Laylah” está cantada en catalán, y es una canción de amor en toda regla, ya sea místico o terrenal. “Hesiquia” es en italiano: “Quest' anima vuole silenzio, tranquillità e la pace, e il vuoto”. En “El Call de Girona”, cuya música es tradicional asquenazí (el famoso “Ava Naghila”), Burruezo introduce un estribillo robado a Las Grecas (“Anabalina”). “Mens sine desiderio” incluye dos versos en latín de Nicolás de Cusa. “Meravellosos” son unas variaciones sobre las Cantigas de Santa María.

Pese al aire erudito que respira todo el trabajo, las canciones se disfrutan por sí solas, y son altamente recomendables para aislarse por un momento de la crisis terrenal en que vivimos.

“Mens sine desiderio”.

Arriba