USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2015)

CABARET CONTEMPORAIN Moondog

Sub Rosa
CABARET CONTEMPORAIN, Moondog
 

Salvo el desguace de “Paris”, tema perteneciente a “Sax Pax For A Sax” (1994), el resto de piezas escogidas por el quinteto parisino pertenece íntegramente a “Moondog 2” (1971) y “H'art Songs” (1978), un poco sorprendente dado el amplio repertorio de Louis Thomas Hardin y de la sencilla accesibilidad de sus álbumes en internet. Para su primer largo tras un par de sencillos (uno de composiciones originales y otro dedicado a Terry Riley), Cabaret Contemporain, más que homenajear a Moondog, utilizan sus ideas como materia prima para la creación de piezas experimentales, si no completamente nuevas, sí muy diferentes de las originales. Alejen, por tanto, de su mente al típico combo de jazz para la galería, de clásica oportunista o de contemporánea cursi. Cabaret Contemporain no son Pink Martini.

Armados de instrumentos clásicos, voces de suecas (Linda Oláh e Isabel Sörling) y una base supuestamente electrónica sin acreditar (el ingeniero Pierre Favrez puede considerarse por ahora sexto miembro), los franceses retoman y regurgitan sin apenas repetir esquema once piezas no de las más evidentes. Contrapunto de voces en staccato, música industrial acústica, funambulismo avant-garde, ambient de mobiliario, apuesta por la tonalidad (como el maestro) y pericia alérgica al virtuosismo asombrabobos serían algunos de los componentes. Originalidad de ida (Moondog) y vuelta (Cabaret Contemporain), qué coño. No siempre acertados en los colofones (aunque con sentido, clásicos como “All Is Loneliness” acaban demasiado embarullados), CC han elaborado un trabajo meritorio en las antípodas del ventajismo nostálgico.

“I'm Just A Hop Head”.

Arriba