×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2016)

CASE/LANG/VEIRS case/lang/veirs

Anti-[PIAS] Iberia & Latin America
CASE/LANG/VEIRS, case/lang/veirs
 

Tres voces perfectamente relacionadas. Solo hace falta escuchar las armonías de “Song For Judee” para darse cuenta de la compenetración entre las tres cantantes. Cada una tiene un estilo bien reconocible dentro de los particulares ecosistemas del country, el nuevo country y el folk indie. Pero aquí no hay colisión, sino roce delicado. No hay una voz encima de otra, más allá de que cada canción esté conducida por una de ellas, sino respeto y comprensión: la búsqueda conjunta de un momento permanente de fulgor. Y así desfilan grandes temas como “Blue Fires”, “Greens Of June” y sus arabescos de cuerda, la contagiosa “Best Kept Secret”, “Supermoon”, “Why Do We Fight” (la más k.d. lang) y “Georgia Stars”.

El disco está producido por Tucker Martine, artífice de ocho de los nueve álbumes de Laura Veirs, y algunos de los músicos que participan son sus habituales colaboradores (el teclista Rob Burger y el guitarrista Tim Young, además del batería de Wilco, Glenn Kotche). Veirs está en la composición de todos los cortes: cuatro son de ella en solitario, cuatro son de las tres, cuatro más de Veirs y k.d. lang y dos están escritos por Veirs y Neko Case. El disco se gestó en la grabación del último de Veirs, “Warp And Weft” (2013), donde lang y Case hacían armonías vocales en tres canciones. Puede que ella haya impulsado la reunión, pero las tres tenían cosas que decir. Puede también que no repitan la experiencia; no es cuestión de formar un supergrupo como antaño Crosby, Stills & Nash. Pero el encuentro ha valido la pena.

“Song For Judee”.

Arriba