USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2014)

CEO Wonderland

Modular People-Music As Usual
CEO, Wonderland
 

El single “Whorehouse” vino acompañado por unas líneas en las que Erik Berglund, alias ceo, explicaba (o trataba de explicar) su mundo personal recurriendo a imágenes como islas de neón, besos voladores, animadoras-hada... Este desvarío multicolor y algo perverso parece el único camino para explicar qué clase de fantasía pop fluye por “Wonderland”, continuación inspirada de “White Magic” (2010), primer disco a solas de Berglund, ex The Tough Alliance.

Hay un montón de cosas en “Wonderland” que no se pueden explicar sin tirar de la imaginación. Parece un disco bajo la influencia del yopo, aunque con esa droga salen los demonios, así que no. Pese al título, algo como “Whorehouse” no invita a pensar en depravación alguna, sino que parece la banda sonora de una disco para niños del distrito de Shibuya. “Harikiri” es, también pese al título, pop hecho en el cielo, dream pop puramente 2014. En la magnífica “Mirage”, Berglund parece mirar hacia Timbo usando una especie de gorjeo como ingrediente rítmico, mientras que “In A Bubble On A Stream” y “Juju” suenan como hijas, respectivamente, de Panda Bear y Enya, la de “Boadicea” (1987), la mejor. Lo más destacado está al final: “OMG”. De ella solo puedo decir: “OMFG”.

“OMG”.

Arriba