×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

REEDICIÓN (2015)

CEREBROS EXPRIMIDOS Más suicidios

Munster
CEREBROS EXPRIMIDOS, Más suicidios
 

Ahora que el punk no significa nada, difícil resolver aquí el significado que en su momento cobró el primer álbum de Cerebros Exprimidos. Quizá con la excepción de La Perrera, ninguna banda de ese género cantando en castellano, de las brotadas durante la segunda mitad de los ochenta, consiguió transmitir un mensaje de alienación tan nítido y veraz como el cuarteto mallorquín. Lo que privaba en las Baleares era el pop traslúcido de La Granja, el turismo devastador, la derechona que veneraba a los March y acogía vacaciones monárquicas... En esa disolución de la realidad, Cerebros Exprimidos estaban solos, aislados pero no incomunicados. Su carrera discográfica se decidía en Madrid y, tras un breve paso por Romilar-D (el mini-LP “Cerebros Exprimidos”, 1989), emigraban a Munster para lo que les quedaba de vida.

“Más suicidios” (1990), su primer registro en dicha marca, venía envuelto en una portada de Josetxo Ezponda que jugaba al despiste, y lo conformaban temas ya quemados durante el hiato entre sellos, escasamente representativos de lo que para entonces hacían. Pero eso solo lo sabían ellos. Grabado en los mismos estudios palmesanos donde registraron sus primeras maquetas, el adelantado poderío de sus catorce canciones ha resistido el paso de veinticinco años conservando su convicción original. Y su fuerza, que se demostró competitiva y erudita. Toda la vida y coraje que le faltó a la generación noise en su inmediata eclosión parece estar condensada en este modesto pero vitriólico manual de punk rock, hardcore y rock polarizado entre Stooges/New York Dolls y Black Flag/Controllers.

“Más suicidios”.

Publicado en la web de Rockdelux el 28/7/2015
Arriba