USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2011)

CHRIS ISAAK Beyond The Sun

Wicked Game-Vanguard-Rhino-Warner
CHRIS ISAAK, Beyond The Sun
 

Que Chris Isaak grabe un disco de versiones de Sun Records no es ninguna sorpresa, ya que siempre se ha inspirado en Roy Orbison y Elvis Presley y suele trufar sus shows con vistosas relecturas de ese material añejo. La sorpresa es que haya tardado tanto, algo que él razona así: “No se trata de hacerlo exactamente como ellos, así que tienes que darle un poco de tu estilo”. Y por eso ha esperado hasta forjarse un sonido propio. Ese es precisamente el gran valor de “Beyond The Sun”: aunque las versiones son muy fieles, Isaak las lleva al terreno de su voz y su encanto personal, sin pretender imitar ni la gravedad de Johnny Cash, ni el histrionismo de Jerry Lee Lewis, ni el engolamiento de Elvis ni el barroquismo de Roy Orbison.

En el disco, catorce temas (imprescindible la edición Deluxe de Vanguard: un segundo CD y veinticinco cortes en total; o la de Collector's Edition de Rhino: veintiocho canciones en un solo CD), el californiano se enfrenta a una gran cantidad de clásicos: Presley es el más versionado –hasta un total de doce canciones, incluidas las sensuales “Trying To Get To You” y “Doncha’ Think It’s Time”, baladones como “My Happiness”, “Can’t Help Falling In Love” o la definitiva “Love Me”, y el rockabilly trotón del Elvis más salvaje en “My Baby Left Me”–, seguido por Lewis –un buen “Great Balls Of Fire” junto a los tabernarios “Crazy Arms” y “That Lucky Old Sun”– y, empatados a dos cada uno, Cash (“I Walk The Line”, “Ring Of Fire”), Orbison (“So Long I’m Gone”, “Oh, Pretty Woman”) y Carl Perkins (“Dixie Fried”,”Your True Love”). Pero Isaak va más allá del repertorio típico de Sun al incluir dos temas más oscuros –el garagero rockabilly “Miss Pearl” de Jimmy Wages y el rhythm’n’blues “Everybody’s In The Mood” de Howlin’ Wolf– y al aportar dos nuevas canciones con el sabor de esa época, “Live It Up” y “Lovely Loretta”.

Hoy en día hay pocos cantantes capaces de interpretar este tipo de material con dignidad, sin caer en la copia karaokera. Isaak es uno de ellos, y posiblemente ha grabado el disco que todos sus fans esperaban, el disco que nació para grabar... con permiso de Presley, Cash y todos los demás.

“Ring Of Fire”.

Arriba