USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2012)

CHUCK PROPHET Temple Beautiful

Belle Sound-Yep Roc-Popstock!
CHUCK PROPHET, Temple Beautiful
 

Parece mentira, pero hacia el 2005, cuando el sello New West le dio puerta, Chuck Prophet se planteó abandonar la música como profesional. Deben de estar dándose con un canto en los dientes; el antiguo Green On Red ha dado al rock norteamericano algunos de sus mejores momentos recientes, ya sea en solitario o con su sociedad con Alejandro Escovedo. Su nueva entrega, tres años después de “¡Let Freedom Ring!” (2009), recupera a un Prophet brioso y juguetón, menos seco y huraño que en el magistral disco citado. Inevitable la referencia a Lou Reed: “Temple Beautiful” –una sinagoga que se convirtió en club punk– es un disco casi conceptual en homenaje a San Francisco.

El castañazo glam del inicio, “Play That Song Again”, deja paso a “Castro Halloween”, una infalible delicia power pop digna de Alex Chilton, y prosigue con la canción título en la que Roy Loney se deja la laringe en los coros (el Frisco de Prophet es el de Flamin’ Groovies y no el de los Grateful Dead, por cierto). Conocedor y practicante como pocos del manual de estilo del rock americano, Prophet se pasea por el boogie-woogie (“Little Girl, Little Boy”), el chulerío escuela Warren Zevon o las reminiscencias de las girl bands sesenteras. Y lo hace con tanta clase y solvencia que servidor va a archivar esta sabrosa rodaja en la estantería de Tom Verlaine y Rory Gallagher, la de los guitarristas-cantantes-compositores sobrecargados de talento y faltos de prejuicios.

“Castro Halloween”.

Etiquetas: 2010s, 2012, Estados Unidos, rock
Arriba