USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

REEDICIONES (2016)

CIRCLES Circles / More Circles

Mental Experience-Guerssen
CIRCLES, Circles  / More Circles
 

En Alemania, el punk no acabó con el rock experimental que los ingleses apellidaron kraut: a finales de los setenta y principios de los ochenta, muchos grupos desconocidos siguieron actuando de forma independiente y grabando discos en sus propios sellos. Es el caso de Circles, dúo formado por Dierk Leitert y Mike Bohrmann en los suburbios de Frankfurt. Ahora se editan por primera vez en CD los dos primeros vinilos que sacaron en su pequeño sello Einhorn, y el nombre de la discográfica da una idea de lo que hay dentro: Mental Experience.

Demasiado antiguos y demasiado experimentales para los ochenta, Circles cubren perfectamente el puente que va de Neu!, Cluster, Harmonia y Conrad Schnitzler a Heldon, Chrome, Fripp & Eno y hasta Nurse With Wound y Throbbing Gristle, a los que recuerda ese logo tan inquietante en la portada de “Circles” (1983), que se abre con guitarrazos metálicos sobre un recitado deshumanizado que remite a Neu! Como los de Michael Rother, al principio el dúo circular pone en los platos de la balanza la frialdad de los sintetizadores y la abrasividad de las guitarras eléctricas y los equilibra perfectamente, aunque el resultado siempre es inquietante, extraño, apocalíptico o de otro planeta.

En alguna ocasión, como en “Chant”, donde la voz no cesa de repetir esa palabra, parecen Robert Wyatt en Soft Machine. Bendita anomalia: se disfruta con la avidez de quien descubre un tesoro desenterrado por vez primera, y sorprende una y otra vez con sonidos insólitos o inéditos. Huyen de la familiaridad para perseguir la extrañeza. En “Rockcola” hasta le dan al saxo en un intento de acercarse a cierto rock instrumental pionero e indómito. Ellos mismos describían su música como “anti-muzak, música para filmes inexistentes, ambient y drone”, y siguiendo ese hilo que parte del rock experimental van desnudando su sonido de guitarras para quedarse en un esqueleto electrónico que hiela la sangre hacia el final de “Circles” y, sobre todo, en “More Circles” (1984). Un descubrimiento que sí merece celebrarse.

“Chant” (de “Circles”).

“Minimal Instant” (de “More Circles”).

Publicado en la web de Rockdelux el 14/12/2016
Arriba