USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2018)

CLAY HIPS Happily Ever After

Annika
CLAY HIPS, Happily Ever After
 

Hasta diez años han tardado en componer su debut conjunto Andrew Leavitt y Kenji Kitahama. Tanta minuciosidad ha sido encapsulada como Clay Hips en un suculento ajuar de piezas talladas en fina orfebrería pop. Mimo de altos vuelos para canciones a las que han dotado de la elegancia de Belle And Sebastian y de la sensibilidad extrema de Trembling Blue Stars. Estos dos referentes nutren con melancolía otoñal un cancionero donde soledad y conformismo suelen ser la única receta posible ante profundos picores amorosos, pero también de amistad. Y cuyo envoltorio reproduce tanto el eco de Fleetwood Mac (en “The Mayfair Hotel”) como también de Grant McLennan, sombra imperturbable en cada uno de los cortes aquí reunidos, donde tampoco falta un medido regusto a sunshine pop.

Bajo estas coordenadas, somos partícipes de un gran festín pop que, eso sí, debido a tal grado de sensibilidad, puede llegar a sobrepasar el límite y sonar vacuo, como en la intranscendente “Someone Who Wanders”, el único capítulo desechable de tan florida colección. La misma en la que también podemos reconocer la sombra de Elliott Smith en “The Bridge (A Song For Augsburg)”, uno de los frutos más sobresalientes de este exquisito banquete pop.

“The Mayfair Hotel”.

Arriba