USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2018)

CLOUD NOTHINGS Last Building Burning

Wichita-[Pias] Ibero América
CLOUD NOTHINGS, Last Building Burning
 

Después del casi suave, casi optimista “Life Without Sound” (2017), Cloud Nothings han regresado a los cauces muy crudos, muy rabiosos de los anteriores “Attack On Memory” (2012) y “Here And Nowhere Else” (2014): las guitarras vuelven a ser amenazas en lugar de estufas, las voces son un grito y la batería un frenesí que, a veces, amaga con atropellar a todo el resto de la banda. El cambio llega en el momento justo, cuando el éxito de algo como Idles invita a pensar que existe un hambre de energía pesada.

“Estoy obsesionado con la energía ahora mismo”, ha dicho el líder Dylan Baldi en la nota de prensa. Y se advierte desde el segundo cero, con un comienzo, “On An Edge”, de post-hardcore a piñón fijo, del que no toma prisioneros ni mira hacia atrás. Baldi nunca ha gritado tanto; se sufre por su voz. “Leave Him Now”, más melódica y pop, es casi una pista falsa en un disco que hace daño incluso cuando baja de velocidad, como en el drone-rock de “Dissolution” (el “Wasted Days” de este álbum, pero tres minutos más largo, once en total) y la medio sludge “So Right So Clean”.

Parte del dolor radica en unas letras a menudo desesperanzadas. Baldi ha dicho que no es un disco enfadado, sino gozoso, pero, claramente, el protagonista de “Leave Him Now” está desesperado porque su amiga deje esa relación abusiva. Y la frase que más se repite en “Offer An End” es, ni más ni menos, “nada va a cambiar”. ¿O algo cambiará, pero hemos de empezar por nosotros mismos? “Estoy abierto, voy a abrir otra forma de vida”, dice el estribillo de una final “Another Way Of Life” con aromas de himno futuro.

“Dissolution”.

Arriba