×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2011)

COM TRUISE Galactic Melt

Ghostly International-Popstock!
COM TRUISE, Galactic Melt
 

Cuando la nostalgia te arrastra hacia un pasado que no te pertenece, se convierte en la obsesión por poseer lo que jamás llegaste a vivir. La frase no es mía, pero viene que ni pintada para entender la fijación que muchos productores de hoy tienen por el sonido y la estética que arrasaron en el cine, los armarios y las listas de éxitos de hace treinta años como una oleada de plástico, lycra, pantallas iluminadas y ostentación kitsch. A Seth Haley, el veinteañero culpable de esa gamberrada genial que es su alias Com Truise, le fascinan la electrónica analógica y el acabado satinado de las bandas sonoras de Vangelis o John Carpenter, pero, a diferencia de lo que ocurre con muchos de sus compañeros de generación, lo que más le importa es el ritmo, que sus temas no pierdan aire.

“Galactic Melt”, su primer álbum, ahonda en todo lo que había en su EP anterior, “Cyanide Sisters” (2010; reeditado con abundante material extra hace unos meses por Ghostly International, cuando anunció el fichaje de Haley), trabajando más la potencia de los sintes y cuadrando mejor los ritmos. Es un disco pegajoso y provocador, pero sobre todo muy estimulante, hecho de sintetizadores viejos, remozados con software, y pensado por alguien que ha reconocido que Boards Of Canada cambiaron su forma de entender el sonido: su legado se palpa en el gancho melódico de estos temas, en los saltos y las caídas de los graves y los ritmos, en el aliento de un pulso constante, pero ahí donde los escoceses sonaban caleidoscópicos y alucinantes, Haley se ha autoimpuesto una frialdad y una concreción que alejan a Com Truise de la estela de Boards Of Canada. Su estética y su ánimo son otros.

Si a Laurel Halo o Ford & Lopatin los obsesiona sintonizar emocionalmente con el pasado, encomendándose a una escrupulosa caligrafía del sonido de los ochenta que devuelva a la vida a aquellos años, Haley toma esa paleta de formas y la combina con la cadencia del hip hop, todo lo que suene lejanamente italo o el funk para imaginar la banda sonora de los sueños futuristas del pasado: hay chicas que se desnudan al otro lado de la pantalla y te acarician con electrodos, naves que viajan a la conquista del espacio y colonias con jardines acristalados en los desiertos de planetas inhóspitos. “Galactic Melt” es pura realidad virtual, tal y como la entendimos al principio.

"VHS Sex".

Publicado en la web de Rockdelux el 18/11/2011
Etiquetas: 2011
Arriba