×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2012)

DAN DEACON America

Domino-[PIAS] Spain
DAN DEACON, America
 

Es muy probable que las recientes y cada vez más habituales incursiones de Dan Deacon en la música clásica contemporánea y en las bandas sonoras (él va a ser el encargado de componer el score de “Twixt”, el próximo filme de Francis Ford Coppola), así como sus colaboraciones con el cuarteto So Percussion, hayan alumbrado la descomunal ambición de su nuevo álbum, reflejada no solo en la contundencia de su título, sino también en el concepto. Los cinco primeros temas no distan tanto de lo que el músico de Baltimore mostró en “Bromst” (2009), con canciones exultantes y plagadas de vitalismo y un hórror vacui que solventa con el extenuante uso de cacharrería electrónica, voces y percusiones tribales.

Pero el gran salto llega en la segunda parte, una sinfonía en cuatro movimientos (con cada título comenzando por la palabra “USA”) para construir una especie de epopeya sobre su país o, principalmente, sobre su paisaje y naturaleza. Al igual que los grandes cantores de gesta del sueño estadounidense, y en unas letras difícilmente inteligibles al diluir su voz en todo el magma sonoro, Deacon pone el dedo sobre parte de las cosas que le enfurecen de su país (la codicia, el belicismo, la búsqueda del dinero fácil) para ensalzar una filosofía conservacionista cantando con una mística casi alucinada sobre la belleza de la tierra y las montañas y consiguiendo momentos de alto alcance emocional. Como una hipotética alianza entre The Polyphonic Spree, Fuck Buttons, Steve Reich y Sufjan Stevens viajando a través del país en busca de los restos de Walt Whitman. Así de grandioso, así de friki.

“USA IV: Manifest”.

Arriba