USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2010)

DARKSTAR North

Hyperdub
DARKSTAR, North
 

Nada de lo que James Young y Aiden Whalley condenaron a la papelera de reciclaje después de meses de trabajo hubiera formulado mejor el vacío y la soledad que latían por debajo de sus primeros temas que lo que han acabado incluyendo en el nuevo “North”. Aquel primer álbum fallido de Darkstar, que llegaron a titular “Check My Machine”, seguía el código estético de los doce pulgadas que habían editado en los últimos tres años, una lectura melancólica y sensible de las formas del dubstep que permanece en “Aidy’s Girl Is A Computer”, el único resto de aquella época junto con “Squeeze My Lime”, ralentizada y reconvertida en “When It’s Gone”, el corte que cierra el disco.

Young y Whalley abandonaron esa visión del sonido y se refugiaron en la voz de James Buttery, jugando a deformarla y procesarla, recortándola. Aprendieron a construir canciones y a condensar cosas que solo podían explicar con líneas de teclado, acordes de piano (“In The Wings”) o el viento helado de un sintetizador (“Ostkreuz”); versionaron a The Human League, deconstruyendo el ritmo para volver a levantarlo en una canción asombrosa: “Gold”.

Encontraron la forma de congelar lo que llevaban dentro en las entrañas de un ordenador. Porque eso es lo único que se escucha a lo largo de estos cuarenta minutos: dos personas luchando por hacer que las máquinas sientan. “North” es electrónica hecha en una habitación con la cabeza y el corazón en el exterior. Música que habla de un lugar, una identidad, un espacio físico que arrastra todos nuestros recuerdos como un desagüe; grabada en la era de internet.

“Aidy's Girl Is A Computer”.

Arriba