USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2016)

DELLAFUENTE Ansia viva

Autoeditado
DELLAFUENTE, Ansia viva
 

“Porque a ti te daba, me han contado, hasta vergüenza cantar”, le preguntaba Jesús Quintero a El Torta, y así lo samplea Dellafuente en “Dile”. Qué suerte que este joven granadino se atreviera a rapear, porque es una de las voces más sinceras, sentidas y respetuosas del panorama. Mezclando las músicas marginales del barrio, del flamenco al reggaetón o el trap, juntándose con uno de los grandes cantaores modernos –Maka– y autoeditándose en un ejercicio de control y honestidad.

Si su debut, “Azulejos de corales” (2015), ya se clasificaba como “quejíos y Auto-Tune” –género que daba nombre a su gira–, este segundo disco, “Ansia viva”, ha salido de lo más profundo de Armilla, más sentío que nunca, impregnado de ese arte jondo que trata el dramatismo (“Mama”), de las enseñanzas de Morente y Moneo (“Escarmiento”), de los estándares del hip hop (“Cookin macarrones”) y de la radiofórmula latina (“Te amo sin límites”), porque si algo ha querido él siempre es conquistar todas las frecuencias.

Conforma la banda sonora de la calle, desmontando las fanfarronerías raperas (“Menos”), acoplando los sonidos de la feria (“Jaquetona”) y usando un lenguaje que no excluye a nadie: “Es bonito que te escuchen mujeres. No por nada en especial, sino porque si solo te escucha un género, algo estás haciendo mal”, dice. Imposible no quererle.

“Dile”.

Arriba