×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2009)

DIRTY PROJECTORS Bitte Orca

Domino-[PIAS] Spain
DIRTY PROJECTORS, Bitte Orca
 

Quizás “Rise Above” (2007) fue una excepción, pero Dave Longstreth siempre ha puesto más cabeza que instinto en los discos de Dirty Projectors. Aquella versión del “Damaged” (1981) de Black Flag tocada de memoria sirvió para que Longstreth reformara su sonido, desvalijándolo desde dentro, llevándose de un plumazo el sinfonismo casero de parte de “Slaves’ Graves And Ballads” (2004) y el exceso glitch de “The Getty Address” (2005), dejando ver los huecos de todos esos experimentos en canciones menos rellenas.

Esencialmente un productor de dormitorio obsesionado con la temática de sus discos –de Don Henley a la vida en el México antiguo–, Longstreth convirtió a Dirty Projectors en un cuarteto de pop torcido junto con Amber Coffman, Angel Deradoorian y Brian McOmber. Aprendió a compartir el peso de esas canciones, a repartirlo entre coros tridimensionales, guitarras exóticas y giros de melodía. Pues bien, en “Bitte Orca” todas esas formas de abrir su música al pop están sepultadas por una producción demasiado sólida que falla al intentar reproducir su directo y la fórmula de “Rise Above”. Exceptuando el R&B mutante de “Stillness Is The Move”, todo –las guitarras de “Cannibal Resource”, el estribillo de “Useful Chamber”, por ejemplo– suena anestesiado y bastante impostado. Han sacrificado su frescura para intentar imitar a la banda que eran hace dos años, para forzar un estilo.

“Stillness Is The Move”.

Arriba