USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

SINGLE (2020)

DIRTY PROJECTORS Windows Open

Domino-Music As Usual
DIRTY PROJECTORS, Windows Open
 

Dirty Projectors retrocedió hacia un sonido más sencillo y optimista en “Lamp Lit Prose” (2018), disco para el que se valieron de vocalistas invitadas como Empress Of, Syd y las hermanas Haim. La magia de la banda siempre ha dependido de la voz femenina (de hecho, en ella se foguearon solistas que luego han hecho carrera, como Amber Coffman, Angel Deradoorian y Olga Bell), pero nunca tanto como en este “Windows Open”. Son cuatro canciones, y apenas diez minutos de duración, coescritas y cantadas íntegramente por Maia Friedman, la guitarrista que se sumó a ellos en su última gira.

Su pericia está fuera de toda duda en “Overlord”, una canción que denuncia con ironía la vigilancia a la que estamos sometidos y que ha sido descrita por ellos como el “Both Sides Now” de Joni Mitchell para el mundo Amazon Prime. Los guiños a la golden era radiofónica de los setenta son constantes en una canción relajada que, pese a sus armonías vocales y guitarras sincopadas, no encuentra parentesco con el resto de su discografía.

Igualmente sobria, pero con más hondura y poso, aparece “Search For Life”, de una conmovedora melancolía que resuena con más fuerza en estos extraños días. Por el contrario, la retrospectiva “On The Breeze” y “Guarding The Baby” deberían haberse nutrido de la misma personalidad y energía para conseguir liberarse de ese tono casero y casi maquetero. “Windows Open” es, con todo, un experimento de escucha agradable que demuestra que la pluma de David Longstreth es más importante que su voz.

“Overlord”.

Publicado en la web de Rockdelux el 9/4/2020
Arriba