×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2009)

DIZZEE RASCAL Tongue N'Cheek

Dirtee Stank
DIZZEE RASCAL, Tongue N'Cheek
 

Cualquier madre de rapero confirmará la máxima: lo peor de este negocio son las compañías. Empieza uno aceptando copas gratis y un día se levanta intentando resucitar a Armand van Helden (cómplice en el bombazo “Bonkers”) o incapaz de encontrar las palabras con las que rechazar una colaboración con Tiësto (“Bad Behaviour”). En definitiva, y más allá de prejuicios de género, el UK garage nunca estuvo muy lejos de la ideología del dance más plano. Afortunadamente, todavía hoy escuchar a Dizzee Rascal es presenciar la actuación de un atleta en plenitud: las acciones se suceden sin esfuerzo aparente en un cómodo fluir, siempre en superioridad, un ego en plena expansión que no puedes evitar (ad)mirar.

A pesar de cierta irritante insistencia por calzar subidones y demás trucos baratos de sintetizador, el orgullo urban antillano y su socarrón hedonismo materialista siguen planeando por los temas de Rascal –el divertido synth pop ochentero con regusto a Madness de “Dance Wiv Me” (con Calvin Harris) o la protest song en clave dancehall de “Can’t Tek No More” (con Shy FX) son algunos de los mejores momentos– y el chico sigue llegando antes, más rápido que ninguno, a engordar otra vez su vitrina.

Etiquetas: 2009
Arriba