×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

SINGLES (2011)

DOBLE PLETINA Música para cerrar las discotecas / Cruzo los dedos

Discos Garibaldi / Discos de Kirlian
DOBLE PLETINA, Música para cerrar las discotecas / Cruzo los dedos
 

Desde hace ahora cosa de un año, más o menos, es el secreto peor guardado del under nacional: un quinteto capitaneado por un dúo de chico (Marc Ribera) y chica (Laura Antolín), surgido de las cenizas de la cover band Abrevadero, dispuesto a recordarnos por qué empezamos a consumir (indie) pop, pasando por encima del sarcasmo y buscando y encontrando la emoción en giros melódicos mágicos, letras cuidadas (muy musicales, cosa rara en este país) y calidez total. Son Doble Pletina. Están aquí para enamorarte.

Debutaron oficialmente (tras la maqueta “Para qué negarlo, si se puede demostrar”) con el 7” “Música para cerrar las discotecas” / “Eso hacíamos”, editado en septiembre. El primer tema es de aquellos para bailar con lágrimas en los ojos, que son los únicos que merece la pena bailar. Hedonista y melancólico al mismo tiempo: “Música para cerrar las discotecas, algo que bailar si el final se acerca”. En la cara B, la también excelente “Eso hacíamos”, sobre un pasado mirado sin gran nostalgia.

Hace poco publicaban un segundo 7” –como el primero, con gran diseño de David Marmota y el propio Ribera–: “Cruzo los dedos” / “Artista revelación” son otros dos hits como dos soles (de otoño); el primero, de apenas dos minutos, especie de S.O.S. en estos días de anemia emocional; y el segundo, de melodía deliciosa, un ensayo sobre la aspiración artística con algo de los Le Mans de “Mi novela autobiográfica”. Ya son grandes.

Escucha “Música para cerrar las discotecas”  y “Cruzo los dedos”.

Publicado en la web de Rockdelux el 4/11/2011
Arriba