USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2018)

DON THE TIGER Matanzas

Crammed-Karonte
DON THE TIGER, Matanzas
 

Antiguo colaborador de esta revista, Adrián de Alfonso (el músico que se esconde tras Don The Tiger) ha formado parte de varios proyectos situados siempre en entornos de inquietud contrastada: Veracruz, Capitán, Dnsr Trn, Homenatges y, sobre todo, Bèstia Ferida, donde trabajó con una leyenda de la no wave como Mark Cunningham. También ha sido músico de directo para Lydia Lunch, Carla Bozulich y Robert Forster. Don The Tiger es su alias más personal, el que lo acompaña desde la adolescencia, y bajo el que grabó su primer álbum, “Varadero” (2013). Ahora llega su continuación, “Matanzas”, publicado en el sello belga Crammed (el que grababa a Tuxedomoon).

Como colega periodístico, él ha definido su visión musical como “una especie de páramo en el que los ritmos trabajan a destiempo y hacen que el suelo tiemble. El páramo tendría una orografía accidentada y el cielo sería negro como la pez y el suelo naranja y polvoriento”... Yo no lo puedo definir mejor, solo apoyarlo: es una música que representa la soledad (el “naranja” podría ser, incluso, Marte) con un paisaje psicológicamente desesperanzador –como el de “El grito” de Edvard Munch– y empequeñecedor de nuestra naturaleza humana –como en “El caminante sobre el mar de nubes” de Caspar David Friedrich–. La obra de Don The Tiger posee esa rara elegancia que surge de la representación romántica de la enfermedad y el desasosiego, como en la sobrecogedora “Cantos al Aral menguante”.

“Cantos al Aral menguante”.

Arriba