USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

REEDICIÓN (2011)

DONOVAN Sunshine Superman

EMI

Por Kiko Amat

DONOVAN, Sunshine Superman
 

La gente se ha mofado lo suyo de Donovan. Al principio, por sicofante de Dylan (solo hay que verlo arrimándose a su ídolo con muy poca sutileza en “Dont Look Back”). Posteriormente, por su afición a disfrazarse de bardo medieval, o mago Merlín, para las fotos promocionales. Y en los últimos años, por su empecinamiento en subrayar que él inventó la psicodelia, el flower power, la penicilina y la rueda antes que los Beatles. Lo cierto es que Donovan era un músico con un talento grande como su ambición, y solo la mala suerte evitó que “Sunshine Superman”, su tercer álbum, conquistara su país. El disco se editó primero en septiembre de 1966 en Estados Unidos.

En 1966, Donovan ya había abandonado el rollo camperas, Guthrie-Dylan, folk-blues que exhibió en singles como “Catch The Wind” o “Universal Soldier”, ambos de 1965, y se había colocado la camisa a topos y los botines Chelsea. En “Sunshine Superman”, el artista enseñaba todas las cartas de su tarot: folk-psych, leyendas artúricas, tolkienesca, misticismo celta, jazz del Soho, aires indios y pop-polaroids del momento a lo Ray Davies. Es la amalgama de todo ello lo que hace tan especial a este álbum. “Guinevere”, “Three Kingfishers” o “Legend Of A Girl Child Linda” suenan a bello psicofolk inglés con aires sufíes o irlandeses, añadiendo sitares y letras flipadas de bardo reencarnado. Pero este tipo de canciones convive con pop art onírico (“Sunshine Superman”) y viñetas hip con afiladas letras de observación escenera (“Season Of The Witch”, “The Trip” o “Bert’s Blues”).

Por desgracia, varios desastres retrasarían la aparición del LP en el Reino Unido hasta junio de 1967, cuando se editó, con otra portada y en forma de doble disco, junto a una selección de su cuarto LP, “Mellow Yellow” (marzo de 1967). Para entonces, ya iría a remolque de todos los discos cruciales del 66-67 –“Revolver” y “Sgt. Peppers”, sin ir más lejos–, lo que cimentaría la injusta reputación de Donovan como segundón advenedizo. Esta reedición aporta un segundo CD con la versión inglesa del álbum en mono (que incluyó siete de los diez cortes del “Sunshine Superman” original americano y cinco canciones más del “Mellow Yellow”). También hay espacio para tomas alternativas o primeras versiones, algunas de ellas auténticos temazos: “Superlungs”. Y aparece mi favorita de siempre, la relajada y cool “Sunny South Kensington”, ya disponible en el “Mellow Yellow”, con sus referencias a Mary Quant, Ginsberg y Jean-Paul Belmondo. Grande.

“Season Of The Witch”.

Arriba