×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

SINGLE (2014)

EL GUINCHO Trances 4/5

Hivern Discs
EL GUINCHO, Trances 4/5
 

A finales de 2012 y tras un período de cierto silencio roto por una remezcla para Björk (“Cosmogony”, en el tercer 12” de la saga “Biophilia Remixes”), El Guincho reaparecía con nueva música, nueva en todos los sentidos, con el título de “Trances” y la red como única plataforma. El músico canario, antes orientado al synthpop tropicalista, buscaba aquí las estructuras de la música de baile y una crudeza sónica alejada del brillo de FM de “Pop negro” (2010). “Yo digo lo que se me da la realísima gana”, dice Ernesto Sábato en el sample que servía de casi epílogo al proyecto: ¿una forma para El Guincho de dar un puñetazo en la mesa y expresar sus ansias de libertad?

“Trances” no ha hecho tanto ruido como sus anteriores lanzamientos, en parte por su condición de proyecto menos pop y en parte, quizá, por la negativa del artista a promocionarlo de ninguna manera. Es un proyecto, en cualquier caso, muy valioso, como supieron ver en Hivern Discs, que publican ahora su cuarta y quinta parte en (merecida) edición física: 12” limitado con diseño de Córdova-Canillas a partir de la idea de Robbie Whitehead que ilustraba tranc.es. Son dos temas abrumadores, sin sitio para el respiro. El cuarto “Trance” parte de un sample africanista para hacer apología del (polir)ritmo, el alma, el sentimiento y el instinto; las influencias afro de Díaz-Reixa servidas en crudo. El quinto es house a la vez old school y personal y futurible, un poco en la línea del último, también crudo Four Tet. Que el ritmo no pare, si es así de loco.

“Trances 4”.

Publicado en la web de Rockdelux el 26/2/2014
Arriba