×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2013)

EL ÚLTIMO VECINO El Último Vecino

Domestica
EL ÚLTIMO VECINO, El Último Vecino
 

Cuatro motivos han llevado al fulgurante éxito del debut del proyecto en solitario del barcelonés Gerard Alegre Dòria: 1) su enorme capacidad para activar resortes emocionales con una propuesta musical a priori sencilla (algo que Family consiguieron hace ya dos décadas); 2) reivindicar (aunque sea involuntariamente) no solo el (tecno)pop patrio ochentero de cuño más alternativo (Décima Víctima, La Mode), sino también resarcir al más popular (Azul y Negro, Objetivo Birmania); 3) emparentarlo con las nuevas huestes (Linda Mirada, Extraperlo, El Guincho) y 4) ser capaz de utilizar en cada tema elementos claramente identificables de diferentes referencias para, a su vez, crear algo con sello propio.

Así, en apenas media hora y nueve temas se recoge un mundo interior que combina momentos de oscura introspección con otros de evocadora melancolía que giran en torno a las inseguridades de nuestro protagonista y en el que las referencias a New Order (“Haremos más” le debe mucho a “Movement”) o a los The Cure más luminosos (“Tú no estás asustado”) se acompañan de cameos imaginarios entre Pablo Díaz-Reixa y The Drums (la cándida “Un sueño terrible”) o entre las ya citadas Linda Mirada y las Birmania (el tornasolado tecno-pop de “Otra vez asustado”), baladas en onda dark (“Antes siempre esperaba”), guiños a los clásicos como Ultravox y OMD (“Qué más da”, “Riscas”) y a los Derribos Arias más hedonistas (“Los Ángeles”) o al neotropicalismo (“Los nuevos vecinos”). Con semejante combinación, imposible no triunfar... Acta de nacimiento de una nueva estrella del pop patrio (¡y que dure!).

“Un sueño terrible”.

Etiquetas: 2010s, 2013, Barcelona, pop, synthpop
Arriba