USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2009)

ELLE BELGA 1971

Acuarela
ELLE BELGA, 1971
 

Podía esperarse de Elle Belga, el nuevo proyecto de José Luis García (ex Manta Ray, Viva Las Vegas, Yellowfinn), otra muestra de ensayismo rock dirigido hacia la electrónica flotante o la electricidad escarpada, pero esta aventura conjunta con su pareja Fany Álvarez (ex Fany y los Dandys, un grupo poco prolífico que completaron Álex Díez, de Los Flechazos y Cooper, y Félix Domínguez, de Doctor Explosion) no tiene nada de eso, sino que se mueve en los terrenos de un folk-rock transparente con énfasis absoluto en la canción. “Aquello que hagamos deberá poder ser silbado” fue, al parecer, la máxima del proyecto. Puede ser silbado, y también sufrido, pero en el mejor sentido.

El primer avance (esa sublime “Besos clandestinos” sobre la infidelidad como, paradójicamente, refuerzo de una relación) podría ser la mejor canción nacional de este año y de otros, pero en “1971” hay otras muchas bellas letanías para replegarse en tristeza tranquila en las tardes de los domingos. “La nana de la mora” retoma a Paco Ibáñez en clave sadcore, mientras que “La conciencia” es post-folk líquido para soñar. En “La reina”, con armonías vocales majestuosas, se visten de Low nacionales, al igual que en una “Yo podría dar mi voz” también cercana, por qué no, a la señorial canción hispana de María Dolores Pradera. Diez viñetas de diáfana melancolía, fáciles de acceder, pero difíciles de dejar. Bella sorpresa del pop nacional de 2009.

Etiquetas: 2009
Arriba