×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2010)

ERYKAH BADU New Amerykah Part Two: Return Of The Ankh

Universal Motown
ERYKAH BADU, New Amerykah Part Two: Return Of The Ankh
 

Siempre nos quedará Erykah Badu. En el imperio de las divas del R&B, del físico que tumba de espaldas, de los escándalos y los clips “provocadores”, del exceso y del cartón piedra, la de Dallas enciende esa luz que nunca se apaga para honrar la palabra soul y sacarle brillo a su poder de curación y seducción. Con su quinto álbum oficial, Erica Abi Wright pone otro mojón en ese camino que la emparenta con lo mejor de la black music en un arco que nos puede llevar, si queremos, de Bessie Smith a Public Enemy, de Billie Holiday a Miles Davis, de Aretha Franklin a Prince.

Alcanzó el cielo con “Baduizm” (1997), cima de neosoul exquisito que le abrió las puertas del éxito y la adulación: otra (cualquiera) habría entrado en las subastas de la MTV y los oropeles temporales, pero ella dijo no y ha ido construyendo una obra incómoda en la forma y en el fondo, difícil pero apasionante si se le dedica el tiempo que requiere. Lo de esta moza no es fast food, en todo caso fat food: música para engordar (sin grasa) el cuerpo y el alma.

Esta segunda parte de su trilogía sobre la Nueva América incide más en lo personal que en lo político y adopta formas menos obtusas en lo musical que en la primera entrega de 2008. Suena más orgánica y menos robótica, más clara y menos tormentosa. La Badu se encarga casi al completo de la producción –con alguna ayuda de 9th Wonder y Madlib– y dirige un tsunami de groove que va cociendo las composiciones a fuego lento hasta hacerlas estallar entre llamaradas de coros, bajos gordos y teclados analógicos. Aquí está Esther Phillips y Donny Hathaway, Leon Thomas y Nina Simone, la tradición y el presente.

Quienes vieron en la complejidad del disco anterior un callejón experimental, sin salida, pueden respirar de nuevo con el aire puro de canciones como “Window Seat”, “Turn Me Away (Get MuNNY)” y “You Loving Me (Session)”. Con la sacerdotisa que espanta nubes negras y saca su talento a secar al sol de la eternidad. Amor supremo.

Etiquetas: 2010
Arriba