Cargando...
 

REEDICIÓN (2011)

ESPANTO Ísimos y Érrimos

Austrohúngaro

Por Kiko Amat

ESPANTO, Ísimos y Érrimos
 

Si ustedes, como yo, eran de los que se preguntaban por qué nadie había vuelto a firmar un “Soidemersol” en este país, dejen de preguntárselo. Les presento a Espanto, su nuevo grupo predilecto: un fenomenal dúo de Logroño, Teresa y Luis, que lleva en esto de erigir canciones sublimes desde 2005. Sí, he dicho sublimes, y alardeando de afectos elevados, como comprobarán en esta recopilación-reedición de sus dos primeros CDs para Birra y Perdiz: “Ísimos” (2008) y “Érrimos” (2010). Solo escuchando la primera canción, “A ver si nos vemos”, aparece la idea: The Style Council en fase gabacha, grillos de Marcos Valle, palmadas sintetizadas y el “Entresemana” de Le Mans. Y una gran letra, porque bordan el letrismo con impecable dicción y estilo, ocasionalmente costumbristas pero sin exaltación de la banalidad.

No, Espanto tienen cosas sumergidas: vean “El pantalón” (mitad Joyce, mitad Left Banke), una exposición en apariencia intrascendente que se destapa de golpe como una elevada reflexión sobre algo distinto; lo que sucedía en “Los otakus” de Astrud, para que me entiendan. Y no les nombro a Manolo y Genís a la ligera: “Qué casualidad” parece Elektra folk con early Astrud.

Pero también encontrarán ecos de Ben Watt en su etapa Cherry Red (“Ya vendrán otros”, con su calmo silbidito inicial), música popular francoespañola (“La cotilla” es cien por cien Vainica, con algo de Juliette Greco), bubblegum moderno (“Las voces” empieza como el “Sugar, Sugar” de los Archies, pero acaba en el “69 Love Songs” de Magnetic Fields) o melancólico himno pop (“Los números de teléfono”, épica como los Lambchop del “Damaged”).

Con las cien primeras copias del vinilo se regala un CD de remezclas, “Errísimos”, donde, entre otros, Hidrogenesse trasforman “El pantalón” en ‘Barrio Sésamo’ interpretado por They Go Boom!! y Joe Crepúsculo rehace “Lluvia y viento” a lo Pet Shop Boys con castañuelas. Un disco de pop clásico para celebrar y no parar.

Etiquetas: 2011
Arriba