×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2012)

EVIAN CHRIST Kings And Them

Tri Angle
EVIAN CHRIST, Kings And Them
 

La confirmación total del potencial de Tri Angle llegó con los EPs de Holy Other y Clams Casino y el álbum de Balam Acab el año pasado; pero, a juzgar por lo que Robin Carolan ha desvelado sobre los planes de su sello para 2012, todo hace pensar que sus próximos pasos no van a invertir la tendencia que han descrito sus últimas entregas, la de un crecimiento creativo constante y cada vez más sólido.

El último en llegar, por ahora, es Evian Christ, al que ha presentado con una inmejorable tarjeta de visita: “Kings And Them”, una mixtape de treinta y tres minutos que Tri Angle ofrece gratis en formato digital.

Evian Christ es en realidad Joshua Leary, un joven de 22 años que vive en Londres y del que no se sabía nada hasta hace unas semanas, cuando abrió un canal de YouTube donde subió los ocho temas que hay en “Kings And Them”. En menos de un mes, los vídeos que alojaban aquellos archivos de audio sumaron entre dos mil y diez mil visitas cada uno. Tri Angle se hizo con él y remasterizó las pistas, dando profundidad y caída a los graves y dejando más espacio para que los ritmos respiren y los ambientes se extiendan y contraigan. Porque esos son los materiales que Leary utiliza para moldear sus producciones: ritmos que te rebotan en la frente, sampleados tratados e hilados entre sí como cortinas de ambientes que cuelgan en cada tema y unos bajos sofocantes sobre los que gravita toda la acción.

“Drip”, el corte que te recibe al pulsar play, se llena lentamente de sonidos de la Roland 808 –son herramientas conocidas y manoseadas, pero trabajadas con personalidad–, elevándose como el humo de un porro en la madrugada. “MYD” recurre a los mismos patrones –bajos reptantes y la textura de un negro líquido–, pero se acelera y satura con teclados densos al tiempo que un sample arremete con una frase –“Make yo dollars”– que podría funcionar como una incitación a la falsificación de dinero o a la emisión masiva de moneda por parte de los estados en apuros, pero que en realidad es una proclama por el esfuerzo y la autosuficiencia: “Trabájate tu dinero”. Y eso es exactamente lo que Leary está haciendo: tiempo al tiempo, porque seguro que acaba produciendo bases para otros a diestro y siniestro. Su sonido hace del hip hop algo introvertido y obsesivo: mira la lectura nocturna y vibrante del “Go Girl” de Baby Bash, las convulsiones de graves de la tremenda “Fuck It None Of Ya’ll Don’t Rap”, el rapto de Tyga en “Snapback Pack” o el sample en repetición de Grouper sobre el que crece “Thrown Like Jacks”.

Es una definición subyugante, narcótica y ralentizada del hip hop que no descolocará a quien sienta algo por otros satélites de Tri Angle como Clams Casino o Balam Acab, o tenga a AraabMuzik o Jamie xx en la biblioteca de iTunes (aunque estos últimos suelen manejar más BPM y producciones menos líquidas), pero que revela rasgos propios, bien definidos, y augura un futuro imponente. Por suerte, no habrá que esperar demasiado para ver cómo da el estirón porque Leary ya está trabajando en más material para Tri Angle, un sello en constante expansión, en el que cada suma a su catálogo descubre nuevas órbitas alrededor de un mismo foco de luz: una relectura del hip hop, el R&B y las producciones de ritmos desde el otro lado del espejo.

“Thrown Like Jacks”.

Publicado en la web de Rockdelux el 16/2/2012
Arriba