USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2012)

EXTRAPERLO Delirio específico

Canada

Por Pablo Gil

EXTRAPERLO, Delirio específico
 

Renunciar a la inmediatez, a los ritmos fáciles y a los coros playeros es una decisión arriesgada. Extraperlo no han cambiado tanto, en el fondo, pero habrá (hay ya) fans de su debut discográfico que no comprendan nada de este segundo álbum. “Desayuno continental” (2009) era fresco y sonaba cosmopolita desde su simpático título. Tras una larga etapa de distancia física y mental (Aleix y Borja han acompañado a El Guincho en su interminable gira mundial; Alba y Cacho crearon sendos proyectos paralelos, Granit y Capitán, respectivamente), el cuarteto barcelonés concentra ahora su atención en los aspectos sonoros. Con ayuda de El Guincho, su productor, separan los instrumentos en destellos intermitentes, descomponen los ritmos en un constante ping-pong y se mecen en medios tiempos sincopados, bailables si uno está dispuesto a retorcerse como un destornillador.

Más que la noche, el disco parece reivindicar la hora de la siesta como el momento más sexy y mágico del día. Si a ello se suman estribillos de capricho, más de un solo de saxo y una estética de sofisticación que parece inspirarse en los Roxy Music o Talking Heads de principios de los ochenta, se comprende que para algunos “Delirio específico” pueda suponer un desafío. Extraperlo, tan campantes, cantan en “Saxo azul”, calentorra, “Déjame besar / te sin paraaaaar”, y hasta “Hoy distingo / el impulso / sucio del de-se-oooo”. ¡Cuánta ligereza! ¡Qué estupenda despreocupación por todo!

“Saxo azul”.

(Se puede escuchar el álbum completo aquí)

Arriba