×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

BOX SET (1991)

FATS DOMINO “‘They Call Me The Fat Man…’. Antoine ‘Fats’ Domino. The Legendary Imperial Recordings”

Imperial-Capitol-EMI-Hispavox
FATS DOMINO, “‘They Call Me The Fat Man…’. Antoine ‘Fats’ Domino. The Legendary Imperial Recordings”
 

Caja de 4 CDs con cien temas del gran y recientemente desaparecido Fats Domino (ver aquí). Un repaso exhaustivo a su etapa en Imperial. Grabaciones desde 1950 hasta 1962 en una amalgama cálida y vibrante de rhythm’n’blues jazzístico y proto-rock’n’roll incendiario. Juan Vitoria comentó la caja en 1992, cuando llegó a España. Fantástica recopilación para conocer intensamente a uno de los más valiosos estandartes del espíritu real de Nueva Orleans.

A Fats Domino la decoración le viene grande y, sin embargo, queda la mar de bonito lo que han hecho con este personaje. Un libreto de más de 80 páginas, elaborado con suma atención a su historia e ilustrado magníficamente, sirve para poner en antecedentes de qué va la cosa. De las más de doscientas sesenta canciones que hizo (o que se han localizado) para la Imperial, han seleccionado cien, un repaso exhaustivo a su carrera casi imposible de conseguir en formato original, a unos precios abusivos además, ya que no hay reediciones que se salgan del ámbito testimonial que cumplen los recopilatorios; por eso el interés de esta caja es excepcional, solo hay que ver las portadas originales de sus discos en el libreto incluido e intentar localizar algunos de ellos en buen estado o a un precio razonable, improbable (recordemos que la United Artists editó en los años setenta una serie de discos, mutilados vilmente en su día por Ariola, con un pobre ejemplo del material de estudio de Domino).

Así pues, este documento sitúa al artista en un contexto más adecuado, cronológicamente ordena las canciones elegidas (correcta selección) y aporta la suficiente información para descubrir a Fats; un buen regalo para los que quieran contactar por primera vez con tan grande figura y una ocasión ideal para completistas que tengan demasiado tocados los infinitos EPs que se publicaron en España (con unas traducciones espantosas). Fats Domino merece, desde luego, este tipo de iniciativas: si Nueva Orleans es la capital musical del universo, este descendiente de criollos es su máxima figura junto al Professor Longhair y a pocos más en el blues y rhythm and blues pantanoso.

Por último, cuestiones financieras hacen que los bolsillos se resientan con adquisiciones tan costosas, alrededor de cuatro mil y pico la de Domino; eso sí, igual que fuera (la historia de que los CDs en España son más caros que en Inglaterra, Holanda o Alemania es una falacia; USA es caso aparte): ¡¡están cerca las Navidades!!, que diría la avispada industria. En fin, a veces lo caro y bueno es más soportable.

“Ain't It A Shame”.

Arriba