USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2015)

FFS FFS

Domino-Music As Usual
FFS, FFS
 

Podría haber sido uno de los grandes estropicios de la temporada, un engendro de pop con seis cabezas pugnando por devorar la testa del vecino, pero lo más sorprendente de “FFS”, por absurdo que pueda parecer, es que suena exactamente como debería. O, mejor dicho, como uno se imaginaría una colisión entre el músculo nervioso de Franz Ferdinand y el vasto imaginario pop de los hermanos Mael en Sparks. Un supergrupo antes que una colaboración al uso que toma lo mejor de cada uno de los dos mundos y lo depura en una docena de piezas burbujeantes, repletas de recovecos y siempre a caballo entre el himno pop de los escoceses y la opereta bufa de los californianos.

Una sorprendente y refrescante fusión en la que incluso cuando parece que una de las dos bandas vaya a llevar la voz cantante, escapa por un camino inesperado: ahí están, por ejemplo, los teclados serrando la melodía de “The Man Without A Tan”, las guitarras convulsas de “Police Encounters” rebotando contra unos coros recién traídos de “Sparks” (1971) o ese híbrido perfecto disfrazado de misil tierra-aire que es “Johnny Delusional”.

También hay momentos de cierto pasmo y desconcierto, como esas “Little Guy From The Suburbs” y “Things I Won’t Get” que mandan a paseo el ritmo del disco, pero, a cambio, estos novísimos FFS redoblan esfuerzos en la irónica y cabaretera “Collaborations Don’t Work” o en una despendolada “Piss Off” que, además de sonar como Queen hasta las orejas de anfetaminas, estrenó una sabrosa y fructífera relación de la que solo queda preguntarse cómo funcionará en directo. El trámite del disco, de momento, ya lo han superado. Y con creces.

“Johnny Delusional”.

Arriba