USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2015)

FLYING SAUCER ATTACK Instrumentals 2015

Domino-Music As Usual
FLYING SAUCER ATTACK, Instrumentals 2015
 

Dicen que Bristol es la ciudad con mayor número de músicos en el Reino Unido, pero debe tener pocos corredores de fondo como David Pearce. Hacía quince años que no teníamos disco nuevo de Flying Saucer Attack, grupo de culto donde los haya ahora reactivado con “Instrumentals 2015”, un catálogo de músicas ajeno a casi cualquier coyuntura en el que el sonido del proyecto ha alcanzado plena madurez y en el que la veteranía parece haberse sedimentado, a capítulo por año, en cada uno de los cortes.

Lejos del tono amable de su despedida (“Mirror”, 2000), sin voces a las que agarrarse y con las herencias del shoegazing y el space rock reducidas a un trazo casi inexistente, esta música parece haber sido dejada secar a la intemperie. Suena sabia pero recorrida por un latente tormento. Los difusos aromas del Este la conectan con Matt Elliott, otro bristoliano compañero de fatigas de Pearce desde siempre y un compositor igual de borracho de su propio sonido. Las borrosas atmósferas a base de drones pueden evocar tanto el conforto de una misa siberiana (“Instrumental 5”) como el azote de una tormenta (“Instrumental 6”), y recordar en sus estadios más corteses al ceniciento Vini Reilly (“Instrumental 10”). Definitivas, las dos piezas finales te dejan sumido en un estado de distorsión espiritual cercano a los páramos de “Sauna” (Mount Eerie), otra gran ventisca sonora de esta temporada.

“Instrumental 10”.

Arriba