×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2017)

FOREST SWORDS Compassion

Ninja Tune-[PIAS] Iberia & Latin America
FOREST SWORDS, Compassion
 

Resulta de lo más sorprendente, incluso por momentos desconcertante, comprobar cómo Matthew Barnes es capaz de combinar tantos y tan dispares elementos y, aun así, dar con un discurso compacto y sólido como la piedra que intenta levantar el protagonista de la portada. Se sabe que Barnes gusta de mezclar sonidos de naturaleza digital con otros orgánicos y acústicos; viene haciéndolo desde el revelador “Dagger Paths” (2010), su primer EP bajo el nombre de Forest Swords, y repitió fórmula en “Engravings” (2013), excelente álbum de debut publicado hace ya cuatro años en Tri Angle. “Compassion” sigue la estela de esos dos trabajos, pero hace aún más difícil el juego de desentrañar esas fuentes sonoras (samples, percusiones, voces, violines, plug-ins), cada vez más integradas en un todo perfectamente coherente, elevado aquí por un hábil uso de unas voces muy presentes, aunque a menudo no digan nada en concreto.

De todas formas, no se trata solo de sonidos: casi se podría decir que Barnes funde edades históricas a través de la emotividad y la épica de sus composiciones, que se van muy lejos en el tiempo, bañadas en una estética ancestral, pero revelándose al mismo tiempo plenamente contemporáneas y ancladas al presente. “Compassion” quizá peca de demasiada gravedad (ese título, sin ir más lejos), pero también es cierto que sin el tono titánico y profundo no sería posible la fascinación que genera en el oyente. O dicho de otra manera: se le intuyen las costuras y se adivinan las intenciones, pero acaba convenciendo por lo apabullante de su diseño sonoro y ese halo heroico y grandioso, como si nos metiera de lleno en una leyenda medieval despojada de imágenes y palabras, pero llena de voces y música.

“War It”.

Arriba