USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

REEDICIÓN (2013)

GENE CLARK Two Sides To Every Story

High Moon-Universal-Popstock!
GENE CLARK, Two Sides To Every Story
 

Tras protagonizar uno de los pasos más fugaces por el panteón del rock como integrante de The Byrds, en 1967 Gene Clark opta –por segunda vez, la primera fue en 1966– por desvincularse de la formación a la que había contribuido en su escalada a la fama con himnos como “Eight Miles High” o “I'll Feel A Whole Lot Better” y lanzarse a una carrera en solitario hasta el día de su deceso, el 24 de mayo de 1991.

En una de sus fases más creativas, solo tres años después de la cima artística en solitario conquistada con “No Other” (1974), el ex-Byrds publicaría “Two Sides To Every Story” (1977). Disco de fuga a un comportamiento errático causado por un divorcio reciente y sus problemas con el alcohol y las drogas como método para mitigar el pánico escénico y el miedo a volar. Un tormento que, arrojado sobre las letras y notas del disco, muta en llamas vivas y terapéuticas. Una catarsis necesaria para enderezar su camino, que, como pauta cruel repetida en la historia del rock, quedó sepultada y olvidada en su día.

Sin embargo, esta reedición de 2013, relanzada en España a finales de 2015, permite reencontrarse con la majestuosidad lírica e instrumental de esta obra con la que el norteamericano se adhiere a los tonos cromáticos de su Missouri natal mediante una retahíla de bluegrass, country-rock, versiones rock (el “Marylou” de Ronnie Hawkins) y baladas bajo una luz “lyndoniana”. Un disco que crece en la segunda cara, cuando el sol desaparece de los ventanales del salón de la casa de campo de Clark donde se grabaron las sesiones que posibilitaron este trabajo, y su lugar lo ocupa el calor de una chimenea que evoca a The Band, CCR, Nick Garrie (“Hear The Wind”), Jim Croce o la propia Emmylou Harris, quien apoya los coros.

“Hear The Wind”.

Publicado en la web de Rockdelux el 11/1/2016
Arriba