×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2010)

GIRL TALK All Day

Illegal Art
GIRL TALK, All Day
 

Fiel a su cita de cada dos años, el rey del corta-y-pega Greg Gillis ofrece otro volumen de los que arreglan la fiesta a anfitriones sin tiempo para diseñar playlists. Después de “Secret Diary” (2002), “Unstoppable” (2004), “Night Ripper” (2006) y “Feed The Animals” (2008), su propuesta puede haber perdido el factor sorpresa, pero la eficacia y el ingenio siguen intactos. Además, ya son ganas de buscar tres pies a un gato regalado: como de costumbre el disco puede descargarse gratis en la web del sello de Gillis, Illegal Art.

Quienes hayan bailado obras anteriores sabrán qué pueden encontrar en estos setenta y dos minutos –¡veinte más que “Feed The Animals”!–: una historia excitante de la música popular reciente en forma de cruces excéntricos y romances raros, pero felices, aunque de lejos suenen complicados. ¿Puede salir Fugazi (“Waiting Room”) con Rihanna (“Rude Boy”)? Y tanto. ¿Pero qué hacen Rage Against The Machine (“Killing In The Name Of”) con la joven rapera, protegida de M.I.A., Rye Rye (“Bang”)? Se llevan bien. ¿Estoy soñando o Soulja Boy (“Pretty Boy Swag”) está abrazando al mismísimo Aphex Twin (“Windowlicker”)? (Si tienen dudas sobre los samples, siempre pueden visitar alldaysamples.com o mashupbreakdown.com).

Todo es posible en el catálogo de híbridos de Girl Talk, esta vez orientado, en esencia, a la superposición de pop o rock clásico con música urban; con referencias más mainstream que nunca: The Rolling Stones, John Lennon... Quizás lo haga todavía más famoso y solicitado, no solo por el uso de estos iconos históricos, sino también porque es una obra especialmente fácil de asimilar. Si los discos anteriores eran reflejo de la época del déficit de atención, histéricos e intensos, “All Day” deja respirar sus cruces, se presenta como feliz, agradable home listening. Casi una labor humanitaria.

Etiquetas: 2010
Arriba